ESTATUTO

ARTICULO PRIMERO: En la ciudad de La Plata, Partido de La Plata, Provincia de     Buenos Aires, queda constituida por el termino de 99 años, una Fundación  denominada “Fundación EMU educación musical”, la que podrá tener representaciones o delegaciones en cualquier punto de la República Argentina o del extranjero.

ARTICULO SEGUNDO: La fundación tiene como objetivos promover la enseñanza y difusión, de todas las expresiones artísticas vinculadas a la música, extendido desde los diversos campos de su estructura, propiciar la creación y organización de entidades similares en cualquier punto del país y del extranjero, relacionarse con entidades similares del país y del extranjero, a fin de procurar un mayor perfeccionamiento de sus objetivos; elevar el nivel y la jerarquía de la educación musical a través de cursos y eventos de asesoramiento docente, cursillos y conferencias, (valiéndose de todas las tecnologías y las que se puedan crear) para el personal directivo y docente, alumnado y padres de establecimientos escolares, profesionales y difusión de información al público en general; contribuir a la educación estética de la comunidad mediante presentaciones artísticas de calidad, con guía de audición, y cursos de apreciación musical; difundir el conocimiento y la valoración de la cultura nacional a través de la música, otorgamientos de becas para estudiar y para desarrollar la expresión musical promoviendo la edición de  discos y actuación en espectáculos para lograr la  inserción de los jóvenes en la sociedad, haciéndolo en lugares especialmente preparados  y sin fines de lucro.

ARTICULO TERCERO: El patrimonio inicial de la Fundación es de doce mil pesos ($ 12.000) dinero en efectivo que será aportado por los socios fundadores, en partes iguales cada uno ($ 6.000). Dicho patrimonio se incrementara de la siguiente forma:
a) Por la recaudación del pago por los servicios prestados a las personas que utilizaran las escuelas, que la institución crease o contratase con terceros; b) Por donaciones y contribuciones que realicen entidades públicas y/o privadas y/o personas físicas; c) Por subsidios que otorguen personas y/o entidades públicas y privadas y/o cualquier otro medio licito para obtener sumas y bienes que contribuyan a cumplir el objetivo de la fundación como espectáculos públicos, espectáculos privados etc.

ARTICULO CUARTO: El gobierno y administración de la Fundación estará formado por un Consejo de Administración integrado por cinco miembros. Tendrá todas las facultades necesarias para el cumplimiento del objeto de la Fundación, dentro de las condiciones que se establecen en el estatuto.

ARTICULO QUINTO: Serán integrantes vitalicios del Consejo de Administración los consejeros fundadores BRANDWAJNMAN, WALDO ARIEL, músico, DNI 12.228.773, domiciliado en calle 45 nro.1584, como Presidente; ROCA, ANIBAL ENRIQUE, músico, domiciliado en calle 26 nro. 4565, como Vicepresidente; como Secretario; como prosecretario y como Tesorera, todos de la ciudad de La Plata, los cuales serán miembros temporarios y duraran dos años en sus mandatos, pudiendo ser reelegidos indefinidamente. 

ARTICULO SEXTO: El Consejo de Administración tendrá un presidente, un vicepresidente, un secretario, un prosecretario y un tesorero. Los cargos se distribuirán por los integrantes del mismo Consejo, todos los años, en el momento de proceder a aprobar el balance anual.

ARTICULO SEPTIMO: El Consejo de Administración se reunirá en reunión ordinaria una vez al mes, convocada por su presidente y secretario, y en caso de ausencia de ambos por cualquiera de los miembros restantes. También se podrá convocar por cualquiera de dos de sus miembros a reuniones extraordinarias, en cualquier momento. Tanto la convocatoria a reuniones ordinarias o extraordinarias se realizara mediante nota a entregar a cada uno de los miembros, el que firmara recibo de ella, y para el caso de negativa de firmar dicho recibo, bastara con la certificación de haberse notificado al Consejero, hecha por el presidente y/o secretario del mismo consejo.

ARTICULO OCTAVO: El quórum se formara con simple mayoría de sus integrantes. Debe labrarse un libro especial de actas de las liberaciones del Consejo, en las que se resumirán las manifestaciones hechas en la deliberación, la forma de sus votaciones y sus resultados, con expresión completa de las decisiones se tomaran por mayoría absoluta de votos de los presentes, salvo que la ley o el Estatuto establezcan mayorías especiales. En caso de empate el presidente del Consejo de Administración o del comité ejecutivo, tendrá doble voto.

ARTICULO NOVENO: Los miembros del Consejo de Administración pueden ser removidos con el voto favorable de por lo menos las dos terceras partes de los integrantes del cuerpo.

ARTICULO DECIMO: Cuando faltasen cargos en el Consejo de Administración de modo que su funcionamiento se hiciese imposible y no pudiese tener lugar la designación de los nuevos miembros conforme al estatuto, o estos rehusaren aceptar los cargos, la autoridad administrativa de control procederá a reorganizar la administración de la Fundación  y a designar nuevas autoridades, modificando el estatuto en las partes pertinentes.

ARTICULO DECIMO PRIMERO: Los derechos y obligaciones de los miembros del Consejo de Administración serán regidos por las reglas del mandato, en todo lo que no este previsto en Ley 19836, en el Estatuto o en las reglamentaciones. En caso de violación de las normas legales o estatutarias, los miembros del Consejo de Administración se harán pasibles de la acción por responsabilidad que podrá promover la Fundación o la autoridad administrativa de control, sin perjuicio de las sanciones de índole administrativas y medidas que esta ultima pueda adoptar respecto de la Fundación y de los integrantes del Consejo.

ARTICULO DECIMO SEGUNDO: Los miembros del Consejo de Administración no podrán recibir retribuciones por el ejercicio de sus cargos. Lo expuesto, no implica que los integrantes del Consejo no puedan ser remunerados por cualquier función y/o trabajo que desempeñen en las actividades dispuestas o a cargo de la Fundación.

ARTICULO DECIMO TERCERO: Todo contrato entre la Fundación y los fundadores o sus herederos, con excepción de las donaciones que estos hagan a aquella, como también toda resolución del Consejo de Administración que directa o indirectamente origine a favor de sus fundadores o sus herederos, un beneficio que no estuviere previsto en el estatuto, debe ser sometido a la aprobación de la autoridad administrativa de control y será ineficaz sin esta aprobación.

ARTICULO DECIMO CUARTO: La Fundación debe destinar la mayor parte de sus ingresos al cumplimiento de sus fines. La acumulación de fondos únicamente se llevara a cabo con objetivos precisos, como la formación de un capital total suficiente o el cumplimiento de programas futuros de mayor envergadura. En estos casos deberá informarse a la autoridad administrativa de control, en forma clara y concreta, sobre objetivos buscados y posibilidad de cumplimiento. Asimismo, la entidad informara de inmediato a la autoridad administrativa de control la realización de gastos que importen apreciable disminución de su patrimonio.

ARTICULO DECIMO QUINTO: Dentro de los ciento veinte (120) días de cerrado el ejercicio anual, que debe cerrarse el 31 de diciembre de cada año, el Consejo de Administración debe confeccionar y aprobar el inventario, balance general y estado de resultados correspondiente a ese ejercicio. Tales estados contables ser acompañados de una memoria sobre la situación de la Fundación, en la que se detallaran concretamente:
A) Los gastos realizados, clasificados según su naturaleza; B) Las actividades desarrolladas, descriptas en detalle; C) Las actividades programadas para el ejercicio siguiente, descriptas en igual forma, su presupuesto, los gastos de administración, y los recursos con que todos serán cubiertos; D) Las actividades programadas para el ejercicio vencido que no hubieran sido cumplidas y las causas que motivaron el incumplimiento.

   ARTICULO DECIMO SEXTO: Las reformas del estatuto requerirán por lo menos el voto favorable de la mayoría de los miembros del Consejo de Administración y de los dos tercios en los supuestos de modificación del objeto, fusión con entidades similares o disolución. La modificación del objeto solo procede cuando el establecido por los fundadores hubiera llegado a ser de cumplimiento imposible.

ARTICULO DECIMO SEPTIMO: En caso de disolución, la que debe realizarse por parte de los integrantes del Consejo de Administración, el remanente de los bienes, luego de haber saldado el pasivo de la Fundación, pasara a AL HOSPITAL DE NIÑOS DE LA PLATA SOR MARIA LUDOVICA con domicilio 14 e 65 y 66 de la ciudad de La Plata, para que lo destine a actividades y necesidades propias patrocinadas por esta institución.